Informática | Un egresado UBP en el centro mundial de la tecnología
141
post-template-default,single,single-post,postid-141,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by cm in Sin categoría

Un egresado UBP en el centro mundial de la tecnología

Marcos Carranza (27) es Ingeniero en Informática por la Universidad Blas Pascal. Vive en Silicon Valley, Estados Unidos y se desempeña como ingeniero de Software e Inteligencia Artificial en Intel. Siempre tuvo la curiosidad y las ganas de vivir una experiencia en el exterior. Después de una larga búsqueda emprendió esta aventura de la cual no se arrepiente en absoluto.

 

 

En el 2010, mientras cursaba el cuarto año de su carrera, ingresó a Intel. Después de tres años se le dio una oportunidad única: trabajar en Silicon Valley que no podía desaprovechar. Este trabajo le permite a Carranza no solo generar nuevos contactos, sino también nuevas oportunidades y continuar con sus emprendimientos. “Me relaciono con gente de múltiples lugares y estoy trabajando en el lugar más importante para la informática y la tecnología en el mundo”.

 

Inteligencia artificial
En Intel Carranza tiene un rol dinámico y central en un equipo donde interactúan muchos elementos. Algunas de sus principales actividades son: integrar componentes existentes de inteligencia artificial en productos y servicios, trabajar en la automatización del testing de nuevos productos y mantener al equipo trabajando de forma ágil, asegurando planes. “Parte de nuestro trabajo es experimentar las cosas que hacemos, con lo cual a veces eso incluye salir a correr o hacer algún deporte para probar distintos dispositivos relacionados con actividades deportivas, también encerrarse en cámaras anecoicas como si fueras un cantante famoso”, cuenta apasionado.

 

Como pez en el agua
Carranza se compara y mide junto a ingenieros de todo el mundo. “Uno siempre pone en duda sus conocimientos, y cree que en el exterior todo es mejor. Estoy en un ambiente muy competitivo y nunca tuve la sensación de saber menos que los demás. Creo que tengo una buena base y eso se lo debo a la universidad”, cuenta Marcos contento con su decisión de haber estudiado ingeniería a pesar de haber dudado algunas veces de su vocación. “La UBP me aportó la base necesaria para ejercitarme como ingeniero. Tuve la oportunidad de conocer buenos profesionales, colegas y profesores, además de divertirme con grandes amigos.

 

Llama emprendedora
Es muy joven todavía y le queda un gran camino por recorrer. Su curiosidad y ganas de incorporar nuevos conocimientos lo llevan a comenzar una maestría en Computer Science en una prestigiosa universidad norteamericana. Su idea es profundizar y especializarse en inteligencia artificial, el área de la ingeniería que más le atrae. Esto le permitirá crear sus propios proyectos. “Siempre quise emprender. Tuve varios intentos fallidos, porque el trabajo me envuelve tanto que mis planes quedan de lado”, relata Carranza.

 

Uno de sus anhelos es formar parte de quienes integran los profesionales del futuro. “De alguna forma me gustaría colaborar para que los alumnos salgan de las universidades argentinas con los conocimientos y las competencias necesarias para una buena salida laboral”.

 

Actividades outdoor
Después de largas horas frente a una pantalla, el Ing. Carranza busca despejarse con actividades al aire libre. Todas las semanas juega al fútbol, deporte que hubiera practicado profesionalmente si hubiera podido. “Siempre fui muy cercano al futbol. Es lo que más me gusta”. Otro ejercicio que realiza es el surf. “Me causa intriga porque me siento atraído por el mar.” Claro, viviendo en Córdoba esta pasión no podía cobrar vida. En la ciudad en la que vive actualmente tiene más chances de practicar este deporte.

 

Marcos intenta mantenerse ocupado y conservar las costumbres argentinas para no sentir tan fuerte el desarraigo. Juntarse a tomar mates con argentinos que viven en la zona lo ayuda a no sentirse tan lejos de su ciudad natal.

Ingresar un comentario

happy wheels